HISTORIAS DE CLIENTES RED DE AGENCIAS   ÚNETE A NUESTRO EQUIPO EDUCACIÓN FINANCIERA
Créditos que contribuyen al desarrollo de personas y comunidades FUBODE cuenta con una amplia red de Agencias Si deseas ser parte de nuestro equipo descarga el formulario y envíanolos Si te interesa la capacitación en Educación Financiera, contáctanos
 

Devocionales

¿Y tú, qué vas a hacer? – La Historia de Bob Pierce

“AL VER LAS MULTITUDES TUVO COMPASIÓN DE ELLAS…” (Mateo 9:36)

Durante la Segunda Guerra Mundial, y mientras visitaba una escuela de misioneros a las afueras de Tíbet, Bob Pierce se percató de una niña en las escaleras; estaba desnutrida, harapienta, y sus ojos revelaron una vida de sufrimiento. Cuando preguntó acerca de ella, uno de los maestros le dijo: “Ah, todos los días se sienta allí. Quiere asistir a las clases pero no tenemos espacio”.

Preocupado, Bob Pierce contestó: “¿No podrían hacer un lugarcito para sólo una más?”. El docente contestó: “Tantas veces hemos hecho sitio para ‘sólo uno/a más’ que los alimentos no nos llegan. En algún momento tenemos que `trazar la raya'”. No queriendo aceptar esta realidad tan brutal, el señor Pierce exclamó: “Una niñita que necesita ayuda, no debería ser rechazada. ¿Por qué no hacen algo? Sin decir ni una palabra, el maestro tomó la niña, la puso en los brazos de Bob, y le preguntó: ¿Y qué va a hacer usted?”.

En ese día, Bob Pierce metió la mano en su bolsillo para comprar arroz a sólo una niña, y este hecho condujo a la fundación de la organización Visión Mundial.

Cuando no miras al sufrimiento, es fácil pasarlo de lado hasta que, tarde o temprano, no te das ni cuenta de ello. La Biblia dice que cuando Jesús vio “…las multitudes tuvo compasión de ellas…” (Mateo 9:36). Viendo las necesidades a tu alrededor, a veces puede ser abrumador, pero recuerda, llegan una persona tras otra. Porque no lo puedes hacer todo no significa que no puedes hacer algo. ¿Y tú, qué vas a hacer? ¿Recuerdas las dos monedas de la viuda en Lucas 21? ¿Y los panes y peces que Jesús multiplicó en Mateo 14? Cuando das lo que tienes, ¡Dios lo multiplica y los milagros empiecen a ocurrir!